jueves, 7 de mayo de 2015

¿Qué kilómetro 100 elijo para ganar la Compostela?



   En estos meses del año (de mayo a septiembre), muchas personas se plantean peregrinar a Santiago y por cualesquiera razones, toman la determinación de hacer el Camino los cien últimos kilómetros a pie, para ganar la Compostela (nunca la compostelana), o el certificado de bienvenida.
   Vamos a hacer un pequeño resumen de todos los puntos de inicio reconocidos por la Oficina del Peregrino, subrayando que el motivo de la peregrinación ha de ser religioso o espiritual (aunque sea en sentido de búsqueda).
  Diferenciamos el Camino de Santiago del Camino a Santiago. El primero conlleva una peregrinación religiosa; el segundo iniciática, cultural, deportiva, histórica, etc. Hacer el Camino de Santiago pietatis causa, nos fusiona con las religiones exotéricas (con x), es decir, las religiones del Libro que conocemos (islam, judaísmo, cristianismo), lo sagrado está fuera de mí, en la Biblia o el Corán, es externo, una cuestión de creencias, no de evidencias; hacerlo por motivos de búsqueda nos entronca con las religiones esotéricas, de lo oculto, lo interno, sin sumisión dócil a ningún dogma.
  Y tal vez hay que empezar por creer en el misterio, en el hecho de que visitamos la Tumba del Apóstol Santiago el Mayor y vamos a darle el abrazo simbólico en la Catedral, y nos mantenemos ajenos al debate sobre  si reposan allí  sus restos. Sea como fuere, Santiago de Compostela nació directamente de un milagro.

  Subrayamos también la diferencia entre peregrino, caminante y turigrino. Para el caminante lo importante es el camino, para el peregrino la meta; para el caminante lo importante es vivir la experiencia; para el peregrino, volver a casa renovado espiritualmente. Para el turigrino no hay motivación de homo viator ni de búsqueda de camino de luz, simplemente algo  lúdico en sentido extenso con independencia de si lo hace como una forma de turismo barato y de si respeta o no las reglas de juego.
  De manera que para quienes pretendan disfrutar del Camino, llegar a la meta, realizar la peregrinación pietatis causa o por razones culturales o deportivas, y solo puedan caminar desde uno de los kilómetros cien reconocidos, detallo los puntos de inicio posibles:
  1. Camino Francés- Sarria.
  2. Camino Portugués- Tuy.
  3. Camino Inglés- Ferrol.
  4. Camino Primitivo- Lugo.
  5. Camino Mozárabe Sanabrés.- Orense.
  6. Camino del Norte- Baamonde.
  7. Muxía-Fisterra (si se realiza la etapa entre ambas localidades).
  8. Camino de Invierno - Monforte de Lemos.
  Creo que lo acertado es que cada uno se pregunte y no pregunte. En otras palabras, pedir consejo a otros peregrinos, es preguntarles por su experiencia y de lo que se trata es de que hagas tu camino. Es bueno interesarse y buscar información en relación con las etapas, albergues, lo que debes llevar en la mochila, etc. Y es bueno reflexionar sobre lo que uno busca. En última instancia la pregunta es ¿lo hago solo o en compañía?, y un miedo, ¿me perderé en el camino y es peligroso hacerlo?
  Con independencia de las motivaciones personales, es preciso diferenciar la forma de realizarlo entre quienes hacen la peregrinación contratando unos servicios de hospedaje, transporte de mochilas, desplazamientos, grupos organizados, etc. sobre los que solo cabe decir que hacen el Camino de una forma respetuosa, compatible y sostenible, de los pícaros que utilizan los albergues públicos para hacer un turismo barato, desplazándose con transporte público y vehículos de apoyo, y que privan de la cama al peregrino que llega reventado al refugio. Mi apoyo a las empresas y a las personas que organizan esta aventura. Sobre los listillos, no comment. En definitiva, como dijo Spinoza: “Ni nos reímos, ni nos entristecemos, ni nos carcajeamos de experiencias humanas, simplemente tratamos de entenderlas”, pero la estética y la ética del esfuerzo te llevan al Pórtico de la Gloria y las trampas a jugar al solitario con la baraja del autoengaño. Buen Camino.


   

Si lo quiere imprimir o guardar en PDF

Print Friendly and PDF